Emprendimiento y subsistencia


Hace un par de días, la Fundación Sol liberó un estudio titulado “Emprendimiento y subsistencia: Radiografía a los microemprendimientos en Chile.” (entendiéndose microemprendimientos, como las empresas con menos de 10 trabajadores)

El estudio, basado en datos recopilados por la EME (INE y la Unidad de Estudios del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo) analiza microdatos expuestos en la encuesta de manera de analizar atributos como informalidad en las microempresas, ganancias y composición de género entre otras.

A partir del estudio se puede vislumbrar el verdadero panorama de las microempresas nacionales, el denominado por el mismo presidente “motor de la economía” nacional y permite analizar las medidas tomadas para ir en su ayuda y la capacidad que tendrán de ser efectivas en estos segmentos en particular.

El Oasis

(…) el alma, la columna vertebral y el motor de nuestro país, como son todas las micro, pequeñas y medianas empresas de Chile. ¡Vivan las Pymes! ¡vivan los emprendedores!

Sebastián Piñera, 14 de Octubre 2019

El estudio parte haciendo enfásis en un atributo sumamente preocupante respecto del universo de microemprendimientos, y este es el ya conocido fantasma de la informalidad.

En Chile se contabilizan 2.057.903 microemprendimientos, que corresponden a un 24,3 % de las personas ocupadas, de las cuales el 53,1 % son informales. El 36 % presenta un nivel alto de informalidad, sin haber iniciado actividades en el SII y sin permiso del Municipio.

Entendemos la informalidad como “las empresas que no han iniciado actividades en el Servicio de Impuestos Internos, no llevan una contabilidad separada de los gastos del negocio y/o no cuentan con una autorización Municipal”.

En el caso de los microemprendimientos informales, el 70 % realiza sus actividades en su vivienda (28,9 %), a domicilio (23 %) o en la calle (17,8 %). Esto equivale a 1.052.016 microempresas, que se desempeñan en hogares o en la calle.

Impacto en el empleo

Es otra verdad que se da por sentada, las pymes son generadoras de empleos, la encuesta señala que sólo el 15% (cifra que en Magallanes aumenta al 20%) de las microempresas contrata trabajadores, dentro de los cuales además se mantiene el predominio masculino siendo un 74% de estos empleadores hombres.

En %, el nivel de ocupación aportado por el segmento es del 24,3%, de los cuales el 85% son actividades por cuenta propia (1.700.000 personas).

El estudio agrega que “se advierte que 359.411 microemprendimientos corresponden a personas de 65 años o más, lo que advierte sobre las necesidades de subsistencia y el surgimiento de emprendimientos en
condiciones precarias”

Ingresos

El estudio indica que para levantar estos microemprendimiento un 77% de las empresas recurrió a ahorros propios para iniciar sus actividades, o de frentón no utilizando un capital inicial (condiciones de subsistencia o movilidad social).

Respecto a las ganancias generadas por los microemprendimientos, el estudio es lapidario, señalando que un 48,5% de los emprendimientos no genera montos superiores a un salario mínimo y apenas un 15,6% logra llegar a igualar el equivalente a 3 salarios mínimos. Respecto a los informales, el 72% logra el equivalente a $576.000 mensuales.

El 38 % de los microemprendimientos informales señala haber iniciado su negocio debido a elementos relacionados con la pérdida del empleo asalariado y la necesidad o expectativa de mayores ingresos, siendo estas las principales causas del origen del negocio.

Estudio Fundación Sol

Link al estudio completo