Los desafíos de la «nueva» educación


Una de las actividades que parece no haberse detenido frente a la situación actual, es la educación. Ya sea migrando a plataformas de educación a distancia que tenían previstas, o improvisando canales de comunicación con los estudiantes, la educación ha presenciado uno de sus desafíos más grandes y para el que si bien había algo de preparación, necesitó anticiparse al menos unos 5 años a su popularización.

Hemos visto en cartas al diario y en audios de whatsapp que circulan, la justa preocupación de los apoderados respecto a la continuidad de las clases, tanto en educación pre-escolar, básica, media e incluso pregrado.

Y es que, este contexto de -tomar cartas en el asunto- nos hace asumir ciertas cuestiones que no necesariamente son ciertas, por ejemplo que todos los estudiantes cuentan con conexión a internet, y no solo eso, sino que hablamos de una conexión que permita la transmisión de clases en tiempo real y en formato de videoconferencia. Más aún, asumimos que todos los estudiantes cuentan con computadores, y peor, que en casa hay más de un computador, para las labores del padre, la madre y el o los hijos.

Humildemente, nos dimos a la tarea de recopilar los desafíos de la nueva educación en cada ámbito.

Los Estudiantes

La nueva educación es un cambio total de paradigma, de una educación presencial, lectiva y práctica, a su versión virtual, autogestionada y donde el alumno es responsable de su avance.

Como ya mencionamos el principal desafío, es democratizar el acceso a la tecnología, a la conectividad. Sin embargo, no es sólo la tecnología la que propicia un entorno de aprendizaje, sabemos que la casa no es una sala de clases, padres que trabajan (también quizás adaptándose al teletrabajo), problemas de conectividad, o incluso, falta de espacios dedicados al ámbito del estudio tienen un impacto directo y negativo frente a las necesidades educativas.

Los Profes

La educación a distancia, el principal método que se esta utilizando para continuar los procesos educativos, obliga al docente a cambiar su zona de confort. Y es que preparar contenidos para el aula, no es lo mismo que prepararlos para la educación a distancia.

Si antes hablabamos de los desafios de los educadores para mantener la atención, brindar contenidos interesantes e interactivos y promover la participación, esos desafios se redoblan en entornos virtuales. Recae además en los profesores hacer las adaptaciones curriculares de clases pensadas y diseñadas para ser dadas en un contexto de aula, para pasar a plataformas virtuales.

… Todo en un par de semanas

Punto aparte es el manejo de los docentes en tecnologías de la información, a las que se han visto obligados a adaptarse.

La Sala

Sin sala, perdemos más que el espacio fisico. Perdemos la capacidad de socializar el contenido y la educación, de promover el dialogo y la formación colectiva en base a la interacción, las preguntas o las discrepancias.

De los desafios de la nueva educación, el repensar la sala debe ser uno de los más grandes. El distanciamiento social, nos quita también una gran parte de la formación humana, del contacto con otros y otras realidades, de adquirir sensibilidades y formarnos en ser mejores seres humanos.

El Estado

El currículum oficial aparece como un largo camino, mostrándose como un camino de complejo acceso a una flexibilización, hoy claramente el escenario es adverso en torno a esto al no existir mayores opciones para resumir, reducir o bien generar un acomodo de contenidos para que todos y todas tengan acceso a los aprendizajes esperados para cada nivel escolar.

El estado tiene como obligación garantizar el acceso como la calidad de la educación que se imparte en el país, hoy no se está garantizando. Nos cabe preguntar. ¿Cual es el rol del estado frente a este nuevo escenario?