Necesidades que no vimos venir en la crisis


La crisis (pandémica y social) nos pilló a todos de improviso, fue capaz de transformar realidades de un día para otro, y en ese proceso, crear o develar necesidades que no veíamos presentes en el día día de la “normalidad”.

Por lo mismo, hoy hacemos un pequeño levantamiento de estas áreas en donde la crisis ha revelado necesidades no cubiertas que pueden o no convertirse en posibilidades rentables de negocios. Ojo, no te proponemos emprender en tiempos de crisis, eso requiere de los resguardos y capacidades especiales y significa mucho riesgo que hay que estar dispuestos a aceptar. Vamos con la lista

Educación y tecnología

Ok, a los colegios no se les está haciendo fácil migrar al 100% hacia la educación virtual. Las metodologías educativas chilenas están sostenidas en gran parte por la educación presencial con supervisión docente. Más allá incluso de la carencia tecnológica de colegios y escuelas chilenas, las capacidades instaladas en los estudiantes, son carentes a la hora de autoaprender, de relegar al profesor a la misión de moderar y guiar la adquisición de conocimientos.

Hoy la educación esta enfrentada a un desafío muy grande, y que mostrará sus resultados en un buen tiempo más, donde recién podremos evaluar lo que intuimos: no estamos preparados.

En otro ámbito de la capacitación y formación personal, Chile parece estar mucho más avanzado. Los modelos de eclass y educación a distancia son ampliamente difundidos y aceptados en la sociedad, por lo que solo queda un camino por tomar seguir creciendo.

Delivery

Mantenernos en casa ha requerido que locales que reúnen personas cierren al poco tiempo de decretada la crisis. Sin su fuente primaria de ingresos, han tenido que migrar casi irremediablemente hacia la entrega de bienes (y en algunos casos servicios) en modalidad delivery.

Particularmente en Magallanes, no estábamos listos para esta realidad, servicios como Rappi y Pedidos Ya simplemente no llegan a una masa critica tan pequeña como la de nuestra región. Se abre ahi (y lo veníamos diciendo antes de la crisis) una interesante oportunidad de un océano azul, donde tanto la necesidad de las empresas de llegar con sus productos a los clientes, tanto como la de los clientes de acceder a productos de primera necesidad no encuentra total satisfacción en las soluciones actuales.

Comercio Online

Para la forma de comprar y vender también veniamos atrasados. Ya sea por desconfianza o por la inseguridad que genera comprar productos en línea.

Sin embargo, en las circunstancias actuales, se verá que somos capaces de comprar todo online, sin distinción. El salto al comercio electrónico debe ser inmediato si eres emprendedor no hay tiempo que perder.

Entretenimiento y Ocio

Más tiempo en casa, y la imposibilidad de salir, ha generado más espacios libres para momentos de entretenimiento y Ocio.

Ya hace algunas semanas Netflix y Amazon anunciaron una medida para bajar el consumo de datos de sus plataformas, limitando sus streamings a calidad HD. No solo el entretenimiento digital ha crecido (videojuegos, streaming, musica) sino también los libros (digitales y analogos) han visto su demanda incrementada.

Salud y Bienestar

Desde tu pedido a la farmacia, hasta diagnósticos online mediante telemedicina son las oportunidades que presenta esta área. Aplicaciones como Fracción, que te permiten comprar remedios con envío a tu hogar y precios convenientes hasta asesorias en entrenamiento deportivo, bienestar, yoga etc.

Mantenernos saludables en cuarentena es una necesidad creciente, y es de esperar, que se mantenga -post cuarentena- sea cuando sea esto.